Dark to light blue gradient background with white dots medium

Fecha de publicación

Un técnico de Núremberg representa a Alemania en el Campeonato Mundial de Oficios como especialista en procesamiento de aguas residuales. Para ello se entrenó, entre otros lugares, con el fabricante de bombas SEEPEX.

El campeonato "WorldSkills" tendrá lugar en agosto de 2019 en Kazán, Rusia. El Campeonato Mundial de Oficios enfrenta cada dos años a aprendices, estudiantes y jóvenes especialistas que miden sus aptitudes con competidores de todo el mundo. La selección alemana compite por las medallas contra unos 70 países en 41 disciplinas; se espera un total de 1300 participantes en el "WorldSkills". Habrá más de 50 profesiones representadas, entre ellas panaderos, profesionales del cuidado de paisajes, floristas o, como es el caso, especialistas en procesamiento de aguas residuales.

Aquí es donde entra en juego el técnico de Bottrop, especializado en el ámbito de la tecnología de bombeo, ya que Lukas Kohl, es decir, el especialista en procesamiento de aguas residuales, entrenó aquí para el Campeonato Mundial. En verano, el joven de 22 años representará a Alemania en la disciplina "Water Technology" del Campeonato Mundial. En mayo de 2018 se calificó para ello en la eliminatoria "Water Skills Germany", en la feria de referencia mundial de tecnologías medioambientales IFAT de Múnich, y pasó un procedimiento de selección. Del 25 al 27 de febrero, Kohl entrenó en Bottrop.

Lukas Kohl dedica unas dos semanas al mes al entrenamiento para el "WorldSkills". Su empleador, la ciudad de Núremberg, le libera durante ese tiempo. Esto supone un gran voto de confianza para el joven de 22 años, que inicialmente finalizó su formación como especialista en procesamiento de aguas residuales y desde hace dos años ejerce dicha profesión. Como es natural, el deseo de Kohl es corresponder a esta confianza, a ser posible, con la obtención del título de campeón del mundo, y para ello se entrena minuciosamente, tal y como se espera que haga en el "WorldSkills". Con unas gafas de realidad virtual, lleva a cabo una ronda de inspección por una estación depuradora virtual, realiza trabajos de laboratorio o bien repara una bomba defectuosa. "Se trata de trabajar con precisión y exactitud dentro de un tiempo predeterminado".

Durante sus tres días en SEEPEX, Kohl montó y desmontó una y otra vez distintos tipos de bombas. Entre otros profesionales, el técnico de bombas Hartmut Budde estuvo observándole con atención y certificó que había hecho "un buen trabajo".

Lukas está muy contento de poder viajar a Kazán y participar en el "WorldSkills". "Me da mucha satisfacción abordar nuevos retos y superar los límites". No obstante, se enfrenta a la tarea "con relativa serenidad". Lo único que le preocupa de veras es "el inglés", pero ya está aprendiendo con aplicación el vocabulario especializado.

Durante la competición en Rusia habrá también cientos de personas con la mirada fija en él. Además de su familia, también su mentor Hilmar Tetsch estará presente y le incentivará sobre el terreno para que rinda al máximo durante los ochos días.

La disciplina "Water Technology" figura por primera vez en el Campeonato Mundial de 2019. "Espero poder entrar ya desde el principio en las listas de ganadores", confiesa Kohl. ¡En cualquier caso, SEEPEX le desea mucha suerte y mucho éxito en los desafíos que le esperan!

Lukas Kohl viajará al Campeonato Mundial de Oficios